REINO UNIDO (ADNSUR) - Ben Littlewood tenía 17 años, murió después de ocho días de agonía tras sufrir un derrame cerebral cuando preparaba un té para su familia en su casa de Dukinfield, en Manchester, Reino Unido.

La familia  lo encontró convulsionando en el piso de la cocina de su casa y murió una semana más tarde, pero las causas de su muerte salieron a la luz recién esta semana, informó  Manchester Evening News.

El joven sufrió un accidente isquémico transitorio. Los médicos tardaron cuatro días en darse cuenta de lo que le había pasado porque la edad promedio para un cuadro así en el Reino Unido es de 68 años.

La madre de Ben, se encontró con la escena al llegar a su casa a las 18 del 3 de abril. Los médicos determinaron que el muchacho habría sufrido el derrame por el desgarro de una artera vertebral producto de un mal movimiento cuando preparaba el té en su cocina.

Aseguran que el joven estaba "en buen estado físico" y estudiaba carpintería y tenía pensado formar parte del ejército británico de reserva, indicó Telefe Noticias.