COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Un grupo de siete perros fueron abandonados en el patio de una vivienda donde alquilaba una familia, que al irse los dejó encerrados.  Con ayuda de algunos vecinos pudieron sacarlos y les armaron un lugar en la vereda, donde una de ellas se encarga de alimentarlos , y allí pasan la noche. Pero en los últimos días, tal como anticipó ADNSUR este jueves, sus cuchas amanecieron quemadas y ahora piden ayuda para conseguirles un tránsito o adopción definitiva.

Tamara Aguilar fue una de las personas que desde hace unos cinco años comenzó a hacer el seguimiento de estos animales, que estaban en pésimas condiciones, con desnutrición, sarna y sin castrar. Tras un pedido de intervención para solicitar a las personas que alquilaban en una vivienda del barrio Jorge Newbery, fueron asistidos y mejoraron su estado de salud, aunque muchos de ellos murieron.

 

 

En diálogo con ADNSUR, la joven contó  que hace dos meses la familia que alquilaba en el lugar se mudó, dejando a los siete perros encerrados en un patio, de donde pudieron sacarlos gracias a la ayuda de los nuevos dueños del lugar. “Le armamos un refugio,  un señor que vive en Palazzo me donó una cucha plástica que había hecho, después había un resto de sillón una caja de madera, se metían ahí y dormían”, detalló.

Desde entonces viven en la vereda, en un espacio en el que les acondicionaron unas cuchas, y donde les dan alimentos a diario.  “Los perros estaban muy flacos, ahora pudieron recuperarse”, dijo.

 

 

 

Pero hace unos dos días, lamentablemente las cuchas fueron quemadas y sospechan de un hombre que vive cerca del lugar. “Creemos que es él porque estaba molesto, tuvo una discusión con la vecina que le da comida, y les incendió las cuchitas”, lamentó Tamara.

 

 

Y advirtió que “corren riesgo, peligro, los dueños no sabemos adónde se fueron, buscamos tránsito o adopción definitiva. Pedimos colaboración con alimentos hasta que logren encontrar un hogar; estaban muy flacos, levantaron peso pero necesitamos comida”, indicó.

Se trata de dos perras de 8 y 9 años, un macho de 6 años y otro de 2 años, más tres cachorros “que parecen más chicos porque están desnutridos”, señaló Tamara, quien pidió que quienes puedan darle un tránsito o adopción definitiva se comunique con ella al 297-4041527.