CAPITAL FEDERAL - A pesar del dictado de la conciliación obligatoria que dispuso la Secretaría de Trabajo, los gremios no la acatarán por considerar que se encuentran "agotadas" esas intancias. Desde Trabajo adelantaron que podrían sancionar económicamente al gremio en caso de incumplir la conciliación.

Pablo Biró, jefe de los pilotos de Apla, sostuvo que "la conciliación obligatoria está agotada. La de marzo fue por el mismo conflicto. Sería ilegal dictar otra conciliación". En diálogo con La Nación, recordó que "no hubo oferta de mejora salarial y nos están empujando al conflicto porque el Gobierno cree que le da rédito electoral".

El secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, advirtió que sancionarían económicamente al gremio en caso de incumplir la conciliación. "Ya lo hemos hecho con otros gremios", dijo el funcionario. Y aclaró que el conflicto de marzo al que hizo referencia Biró ya fue solucionado por lo que este es un nuevo conflicto, lo que lo habilita a dictar una nueva conciliación.

"Pedimos un aumento en línea con el IPC (índice de precios al consumidor), como sucedió con las otras empresas aeronáuticas. La empresa, además, dijo que solo pagará el bono de 5000 pesos a los sueldos que estén por debajo de los $100.000", argumentó Biró.

Desde Aerolíneas Argentinas, en tanto, no dieron a conocer aún el detalle de la reprogramación de los vuelos ni tampoco sobre el curso de la reunión que hubo con los gremios en la sede laboral de la avenida Callao al 100. Estiman que se verán afectados unos 75.000 pasajeros.

Fuente: La Nación