COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Las pocas estaciones de servicio de otra marca en la ciudad presentan este viernes por la tarde el mismo panorama: centenares de metros de vehículos haciendo fila para intentar cargar combustible. Y esta vez, no es la "psicosis del desabastecimiento" como sucede cuando algún sector social amenaza que podría bloquear de la playa de tanques de YPF. En este caso, el desabastecimiento es muy real, ya que desde el martes los docentes impiden la salida de camiones de combustible que deberían abastecer a gran parte de la Patagonia. El 70% de las 54 estaciones de Chubut y Santa Cruz de YPF ya se quedaron sin nafta, y el faltante de combustibles afecta toda el área, desde Río Gallegos hasta Bariloche.

Este viernes, Comodoro ya tenía 11 estaciones sin combustibles, y Gobernador Costa y Garayalde también se habían quedado sin stock, lo que complica -y en algunos casos hace totalmente imposible- que se pueda viajar entre nuestra ciudad y Trelew o Esquel.

Los docentes, que bloquean el acceso de la playa de tanques de YPF desde el martes, anunciaron en principio que sería por 48 horas. Sin embargo, cuando estaba por cumplirse ese plazo en una nueva asamblea definieron que mantendrían la medida por tiempo indeterminado.

Desde el sector de los estacioneros advirtieron las consecuencias que este desabastecimiento traerá para toda la zona, tanto para los transportes de media y larga distancia, como para las localidades del interior de la provincia que utilizan el combustible para generar energía eléctrica, pasando por el desabastecimiento que también afecta a la industria petrolera y podría impactar en la producción.

Asimismo, alertan que "si no se soluciona el fin de semana, entramos en una situación crítica”, ya que por las distancias entre localidades patagónicas y la disponibilidad de camiones para realizar el reabastecimiento, la normalización del suminisro podría demorarse varios días más una vez levantado el bloque de la playa de tanques.