COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR ) - Una familiar de las víctimas del incendio de la casa en el barrio Manantial Rosales, Jésica, pidió en diálogo con ADNSUR ayuda a la comunidad con materiales, muebles, ropa, colchones y frazadas, y contó que su madre, la dueña de casa, "no quiere irse" pese a que todo quedó destruido en la vivienda. "El techo está por caerse. No pueden estar ahí", relató. Allí vivían tres hermanos suyos, dos de ellos con discapacidad. 

"Perdieron todo, se cae el techo abahjo y ella no quiere salir de ahí. No se puede vivir en la casa. Mi mamá está en shock y no quiere irse", dijo Jésica a ADNSUR.

 

 

"Mi hermano quedó en la casa de mi tía y ahora hay que empezar con todo de cero. Necesitamos ayuda con materiales porque se quedaron sin nada. Hacen falta colchones, frazadas, sillas, mesa, ropa. Se perdió todo", agregó.

"Mi hermano alcanzó a salir, por suerte. Fue una desgracia pero con daños materiales", explicó la mujer, quien contó que en su casa vivían tres hermanos -dos de ellos con discapacidad- y su madre. "Uno no ve y el otro tiene discapacidad motriz y mental", relató la mujer.