COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La candidata a concejal de Juntos por el Cambio, Digna de Blanco, brindó detalles sobre las medidas que, a su criterio, se deberían tomar para controlar la superpoblación canina en Comodoro Rivadavia y los ataques que sufren vecinos en diferentes barrios.

“Hemos estado trabajando, viendo la realidad de la ciudad, por un lado, y la mejora; es un tema que puede generar algo de controversia. No pueden desentenderse del tema y dejarlo pasar la legislación vigente. Hemos tratado de ordenar la legislación porque el problema hay que atacarlo con todas las herramientas disponibles”, dijo de Blanco.

En contacto con Radio Del Mar, indicó que "hay dos aspectos centrales", entre los que mencionó la "castración masiva en serio: si hoy tenemos la capacidad de 60 castraciones diarias y una población que crece, deberíamos trabajar con dos turnos duplicando castraciones y poniendo el dispensario canino (a disposición) para castraciones. El primer paso es evitar que se sigan reproduciendo descontroladamente y el segundo,  volver al funcionamiento de la perrera".

En ese sentido, explicó: "Hablamos de tenencia responsable; significa que cada uno tiene su animal dentro de su predio. Si está en la calle se debe llevar y si tiene dueño, (éste) lo debe buscar". Mencionó además como "tercer pata, un sistema de adopciones eficientes". Ello "significa que quienes están en dispensario deben difundir, ordenar el tema de los perros en la calle”.

"Mientras el perro esté en la calle significa un riesgo, especialmente para personas mayores y niños que son frecuentemente los más atacados. En ningún momento hablamos de la eutanasia -aclaró-, pero sí que la gente debe hacerse cargo de sus perros".

"El 60% de los perros en la calle tiene dueño. Deben tenerlos dentro de su predio y si salen a pasear con ellos, hacerlo con correa”, determinó.

“La infraestructura la tenemos: dos trailers móviles y el dispensario canino que no se utiliza pero tiene su sala de cirugía preparado para castraciones; se inauguró en 2004- 2005, funcionó durante un año y después las autoridades se desentendieron. Es cierto que la cantidad de caniles es insuficiente, hay que hacer una ampliación; hay que poner fondos, pero en una ciudad como Comodoro la contaminación por los excrementos y el tema de salud debe ser prioritario. El tema de los canes en la vía publica debe ser prioritario, fondos no faltan”.

Por último, de Blanco destacó que "es cierto que existe un amparo pero está más circunscrito a una situación particular, no al incumplimiento de las ordenanzas. Ha sido una buena excusa para no intervenir en estos temas. El Municipio no se presentó ante la justicia; se suma la excusa del amparo y una legislación desordenada que no se han preocupado de emprolijar para hacerla eficiente y cumplible; también asignar fondos para duplicar la tarea de castraciones implica mayor cantidad de profesionales. Si no se trabaja con una fuerte campaña de castraciones masivas no hay forma de controlar esto”, abrevió.