COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La situación de la empresa Andes Líneas Aéreas aérea es compleja. Comenzó a volar hace catorce años pero las dos últimas devaluaciones, la recesión, el costo del combustible en dólares y la falta de controles contra el dumping hacen que adeude sueldos desde junio a sus 320 empleados, dijo hace pocos días Horacio Preneste, gerente general de Andes.

Los gremios del sector de pilotos manifestaron que la empresa llegó a una difícil situación económica, entre otras cosas, producto de una deuda que mantiene la provincia de Chubut desde hace más de un año por un convenio incumplido, que prometieron abonar en julio y a la fecha no ha ocurrido.

De mantenerse esta situación, peligraría la continuidad de los vuelos a las ciudades de Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia, donde tienen frecuencias diarias, así lo indicó Diario Jornada.  En los últimos tiempos se han sucedido las reuniones entre directivos de Andes con funcionarios del Gobierno de Chubut, pero hasta el momento no ha habido una respuesta concreta que lleve a una solución del tema.

En marzo de 2018 llegó a tener nueve aviones y hasta enero de este año tenía 500 empleados. En agosto de 2018 canceló órdenes y devolvió aviones: ahora tienen sólo cinco, de los cuales sólo vuelan tres. Y tuvo que dejar de volar a Tucumán, Córdoba, Mendoza y evalúa si sigue o no volando a Bariloche.