INDONESIA (ADNSUR) - Ante la falta de dinero para comprar leche, una pareja de Indonesia tuvo que alimentar a su bebé con tres botellas de café diarias. Luego de varios meses, la noticia llegó a oídos del gobierno, que le envió dotaciones de productos para garantizar su correcta nutrición. Sin embargo, ahora la nena llora si no toma la bebida antes de ir a dormir.

De acuerdo con el medio local Kompas, la beba tiene 14 meses, se llama Hadijah Haura, y consumió a diario cerca de 1,5 litros de café molido con azúcar y agua durante ocho meses.

Sus padres, Anita y Saifuddin, son oriundos de un pueblo llamado Tonro Lima, al sur de Indonesia, y se ganan la vida trabajando en una plantación de coco. Por su labor, perciben una suma de 20.000 rupias, el equivalente a 1,42 dólares, que solo les alcanzan para cubrir los gastos básicos del día a día.

Según la pareja, cuando la bebé cumplió 6 meses se dieron cuenta de que ya no tenían nada con qué alimentarla. Entonces, tomaron la dura decisión de darle de tomar el café.

Al respecto, el citado medio informó que la nena no sufrió hasta el momento ningún trastorno de salud significativo, y que su crecimiento parece ser normal. Sin embargo, sus padres admitieron que tiene problemas para dormir y que, de tanto en tanto, pasa despierta noches enteras jugando sola.

A raíz de la difusión de la noticia, una agencia gubernamental envió a la familia leche y galletas para alimentar a la bebé. No obstante, y pese a haber sido advertida de los daños que la cafeína puede causar en el organismo de un niño pequeño, su madre aseguró que Hadijah desarrolló cierto grado de adicción a la bebida y que llora desconsoladamente si no recibe una dosis antes de ir a dormir.