REPÚBLICA DOMINICANA (ADNSUR) - Una beba haitiana de 5 meses murió el domingo en el municipio dominicano de Comendador, fronterizo con Haití, después de que un curandero le diera a tomar sangre de tortuga para evitar enfermedades, entre ellas el coronavirus SARS-CoV-2.

Los padres de la criatura y otra hermana, de 7 años, también tomaron la bebida y están internados en el hospital Rosa Duarte de la ciudad de Comendador pero "se encuentran estables", según contó la directora del centro, Dahiana Vólquez.

De acuerdo con Vólquez, la beba llegó muerta al hospital, tras ingerir una bebida preparada con varios ingredientes, entre ellos sangre de tortuga de hicotea, que la familia consiguió a través de un supuesto brujo, de nacionalidad haitiana, con la intención de "protegerse" contra enfermedades como el coronavirus y el llamado "mal de ojo".

La doctora dijo a la agencia de noticias Efe que esto forma parte de la "ignorancia" de muchas personas que creen en este tipo de bebidas para curarse de enfermedades, pero que, como en este caso, terminan siendo mortales.

República Dominicana registra 15.264 casos de coronavirus, con 468 muertos, mientras que Haití suma 1.063 contagiados y 31 fallecidos por la enfermedad, según los últimos datos oficiales.

Otras 177 personas murieron desde abril la República Dominicana por el consumo de clerén, un bebida alcohólica de fabricación clandestina, que estaba adulterada con metanol.

En algunos casos, la bebida fue ingerida por la falsa creencia de que protege del COVID-19, según informaciones difundidas por el Ministerio de Salud Pública dominicano.