CÓRDOBA (ADNSUR) - El chofer de un colectivo cruzó toda la ciudad, en Córdoba, para llevar a una pasajera, a punto de parir, al Hospital. La pasajera finalmente tuvo una bebita.

El chofer vació la unidad, para suspender el trayecto habitual, y cruzó desde barrio Talleres hacia el Hospital Misericordia.

Algunos pasajeros incluso se ofrecieron a darle plata a la parturienta para que se fuera en taxi, pero el chofer dijo que era su “responsabilidad” una vez que la gente estaba arriba de la unidad, y se encargó de llevar a la embarazada a salvo, informó Vía Córdoba. 

Así, cruzó la ciudad a los bocinazos, en horario pico, como si fuera una ambulancia.

Todo sucedió en la línea 53 de Ersa que conducía Mauro Giopini.

La historia, difundida por Cadena3, tuvo un final feliz, con la mujer dando a luz a una bebita en el Misericordia.

“Íbamos por barrio Talleres y me dijeron unas pasajeras que siempre suben, ‘Mauro prepárate porque vas a tener un parto’. Pensé que estaban haciendo bromas pero después me dijeron ‘Mauro pará porque la chica no da para más’ y ahí tuve que bajar a los pasajeros”, contó Giopini.

“Yo le dije ´vamos al Tránsito´ o al de Urgencias pero me decía: ‘No, vamos al Misericordia’ y para allá nos fuimos”, añadió el chofer.

Jésica, una de las pocas pasajeras que quedó en la unidad, sacó la remera blanca de su hijo por la ventanilla para que cedieran el paso al colectivo.

Finalmente llegaron al Misericordia, y el chofer bajó para acompañar a la parturienta y dejar asentados sus datos.

“La subieron a la camilla y estuvimos un rato esperando y después el chofer llenó una planilla porque tenía que volver a la rutina, pero dejó todos sus datos asentados”, contó Jésica.

Finalmente, la parturienta tuvo una bebita.