CUSHAMEN (ADNSUR) - La plaga de tucuras, un insecto semejante a la langosta, ha invadido campos  en la meseta de Chubut y ha llegado al sector urbano de Cushamen. Hace más de 10 días, las “tucura-sapo” tienen en vilo a los productores.

La Comuna Rural comenzó el viernes pasado a trabajar con el veneno para combatirlas, tanto en la ruta como cerca del casco urbano de Cushamen, mientras que Corfo está fumigando con mochilas.

Los pobladores de Cushamen y de los parajes están solicitando a través de las emisoras radiales que se les lleve bidones de agua, ya que las tucuras ingresaron a los pozos que abastecen a los pobladores.

El intendente electo, Ricardo Millahuala, convocó a la Compañía Tierra del Sud Argentino (Benetton) para trabajar en la fumigación de tucuras. El trabajo de la Compañía avanzó desde el cuadro El Porvenir hasta unos 5 kilómetros hacia el sur del pueblo.

El total del recorrido realizado desde el viernes hasta el lunes fue de 15 kilómetros de largo y 500 metros de ancho; se tiraron 10 mil litros de agua con el veneno para atacar a las tucuras,  señaló El Chubut.