RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Un joven de  28 años recibió un disparo en la cabeza y terminó con muerte cerebral. Luego de que los médicos determinaran que su estado era irreversible, decidieron donar los órganos.

El joven recibió un disparo en calle Soledad Constanzo al 3000 de Río Gallegos, en el barrio popularmente conocido como Los "400 departamentos". 

Según se indicó, el hombre quedó con muerte cerebral y los médicos le confirmaron a la familia que no existía posibilidad de revertir su estado.  Por ello se decidió iniciar el protocolo del INCUCAI para donar sus órganos.

Fuentes policiales indicaron, que la policía continúa buscando al atacante, así lo informó Diario Nuevo Día.