COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En todos los casos, se trata de simulaciones de impactos sin considerar las cargas tributarias adicionales, que pueden sumar alrededor de un 30% adicional. Un análisis sobre el modo en que evolucionarían los nuevos cuadros tarifarios de la SCPL, si se aprueban tal como fueron elevados a partir del requerimiento de la entidad, permite estimar cómo serían los aumentos en el bolsillo de los usuarios comodorenses. En ese trabajo, al que tuvo acceso ADNSUR, pueden tomarse tres grandes grupos de consumo, para determinar cuáles son los valores actuales y cómo quedarían a partir del aumento.

El piso del aumento arranca cerca de los 1.000 pesos mensuales

Partiendo desde un primer ejemplo, con una propiedad de 100 metros cuadrados de superficie y un consumo de agua estimado en 25 metros cúbicos por mes, la factura actual paga un total de $738,60 por los conceptos de agua y mantenimiento de redes cloacales, mientras que con el incremento previsto –en el orden del 58,3%- ambos conceptos pasarían a sumar $1.148. La diferencia, para esa propiedad, sería de algo más de $409 de incremento mensual, sin sumar los impuestos ni otros componentes que se incorporan a la factura. 

Ahora bien, al aumento de agua y cloacas se suma el de electricidad, proyectado en un 62,3%. En un ejemplo propuesto para un consumo de 250 kw/hora por mes –que involucra más de la mitad de los usuarios de la ciudad- la suma de cargo fijo y variables para ese rango de consumo es de $745, mientras que con el incremento se iría a un valor de $1.209. Es decir, el incremento se ubica en el orden de los $464.

Lo distribución de energía eléctrica contempla un cargo fijo y otro variable, mientras que la evolución de este último se calcula con distintas tarifas aplicadas según la cantidad de energía utilizada por los hogares, por lo que es necesario considerar que las variaciones pueden ser múltiples, tomándose estos casos sólo a título de ejemplos gráficos.

De este modo, si se suman ambos servicios (agua y electricidad) el primer rango de consumo puede estimarse con un aumento de bolsillo que arranca en 800 pesos, a lo que deben agregarse los impuestos (se aplica IVA del 21% en algunos ítems y del 27% en otros), además del 8% previsto por la ley que dispone la derivación de aportes para las cooperativas del interior.  

 

Escala de impactos más altos

Los ejemplos arriba mencionados engloban a una superficie en la que se estima un bajo consumo de agua y una vivienda promedio en cuanto al uso de electricidad, aunque en este último caso puede haber consumos más bajos, en cuyo caso el cargo variable será de menor incidencia.

En los análisis que se tienen en cuenta para verificar la incidencia de los aumentos, al tomarse otros ejemplos de consumo los impactos son mayores. Para una vivienda ubicada en una superficie de 300 metros cuadrados, en la que se estima un consumo de agua de 65 metros cúbicos por mes, la variación sería la siguiente.

Actualmente, una vivienda de esas características abona un monto de $1.711,23 por ambos conceptos ($1.191,22 de agua y $520 mantenimiento cloacal), mientras que con el aumento comenzaría a abonar un total de $2.707,93 por ambos servicios, lo que significa un incremento de $996,70 por mes.

Si ese mismo domicilio se combina con un consumo de electricidad del orden de los 400 Kw/hora mensuales, la tarifa eléctrica variaría del siguiente modo: desde alrededor de $1.228 actuales (sumando cargo fijo y variable) hasta los $1.994, reflejando un aumento en el costo de $765 mensuales.  Al considerar todos los servicios, esa hipotética propiedad recibiría un incremento cercano a los 1.800 pesos, siempre recordando que se deben sumar los ya mencionados impuestos nacionales y provinciales.

 

La punta de la pirámide

Finalmente, las simulaciones se proyectan al rango más alto de consumo. Si se analiza el impacto en una propiedad de 500 metros cuadrados, en la que se estima un consumo de 105 metros cúbicos de agua por mes, las variaciones serían las siguientes: hoy paga un monto de $2.525 por agua y cloacas, mientras que con el incremento propuesto para ambos servicios pasaría a $3.996, es decir un incremento de $1.471.

En proporción, un consumo de energía eléctrica en una propiedad de esa escala puede situarse en torno a los 600 Kw/hora mensuales: actualmente paga $2.061 por mes, mientras que con el incremento tarifario se elevaría a $3.351,51, es decir un incremento de casi $1.287.

Si se acepta que una propiedad puede reunir ambas proyecciones para agua y electricidad (sin perder de vista las variaciones que puede haber en base al mayor consumo o el ahorro de energía), en esta vivienda el incremento oscilaría los $2.800 más impuestos.