COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ceferino Nahueltripay, un vecino de Diadema, caminó desde el Río Chico hasta la localidad chubutense de Sarmiento. En medio del frio, con temperatuas bajo cero, el hombre, trabajador del campo, emprendió el periplo por la ruta 24, donde fue visto por un trabajador a la altura del kilómetro 37. "Traía a su perrito en brazos porque se le cansó", aseguró luego de avisar a la Seccional de Diadema.

Más tarde, según informó La Opinion Austral, los efectivos de la División de Policía Montada emprendieron una búsqueda que abarcó las rutas provinciales 39, 37 y 26. No sabían qué camino había tomado. Su paradero era un misterio.

 

Ya eran cerca de las 18 y la oscuridad de la temprana noche invernal se avecinaba cuando a lo lejos apareció Ceferino. Había caminado cerca de 70 kilómetros con temperaturas que no superaban los cero grados para visitar a un amigo sarmientino.

De inmediato, los efectivos lo invitaron a subir al patrullero. Minutos después, Ceferino llegó a destino, donde pudo comer y descansar luego de la odisea que duró casi 48 horas.

Poco después, el comisario Infante de Diadema reveló que, al momento de encontrarlo, el abuelo estaba feliz y sano. Al parecer, sabía perfectamente lo que hacía y no se trataba de la primera vez que recorría el extenso trayecto.