COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Máximo Abásolo es la primera persona que aparece en el padrón de 1915 – 1917, una verdadera joya histórica que atesora el Archivo Histórico de la Municipalidad. ADNSUR tuvo acceso al documento que guarda datos únicos que hablan de cómo fueron los inicios de Comodoro Rivadavia. El mismo fue confeccionado por el profesor Juan Ahlin, integrante del equipo del Archivo Historico.

En una ciudad donde se suele poner en tela juicio la migración, resulta llamativo que de 959 personas empadronadas 851 sean extranjeros. Según el archivo, sólo 108 argentinos estaban habilitados para votar en esa época, en la naciente Comodoro Rivadavia.

Del total de extranjeros 343 eran españoles, 119 Rusos (comprenden bielorrusos y  ucranianos) y 97 portugueses. Otros grupos mayoritarios eran los austriacos (48), alemanes (42), y rumanos (26).

Las otras corrientes migratorias sólo suman unas cuantas personas, siendo Chile el país con mayor cantidad de inmigrantes latinoamericanos con sólo 8.

Otro dato llamativo es que de los 959 empadronados solo 798 (83,21%) saben leer y escribir, y el 43,19% son solteros.

Los oficios son variados: 448 son jornaleros, 112 empleados y 77 comerciantes. También hay un buen número (entre 50 y 10) de carpinteros, mecánicos y herreros, hacendados, panaderos y cocineros, albañiles y foguistas.

Luego se registran otros 49 oficios que son realizados por 9 a 1 personas, por ejemplo calderero, talabarteros, picapedrezo, destilador, fraguador, albardonero, entre otros.

Se debe recordar que por esos años sólo votaban hombres, algo que cambió en 1947 que fue instaurado mediante ley.