CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los argentinos son los más infelices del mundo, según el Informe Ipsos Global Advisor on Global Happiness 2019, que señala que sólo el 34% de los encuestados en nuestro país afirma ser feliz. El estudio se realizó entre 28 países. 

Australianos y canadienses comparten el podio mundial en el ranking de la felicidad, ya que el 86% de sus ciudadanos afirman disfrutar de este estado, seguidos de China (83%) y Estados Unidos (79%).

Mientras tanto, a nivel europeo, Francia y Gran Bretaña son los países que se declaran más felices. Ocho de cada diez franceses considera que es una persona feliz, al igual que el 82% de los británicos. Entre los tres últimos y por encima nuestro quedan los españoles (46%) y los rusos (47%).

No obstante, se puede observar que, a nivel mundial, la felicidad se sitúa 6 puntos por debajo con respecto al año 2018, disminuyendo del 70 al 64% de media en 2019. Según detalló Clarín, además, cuatro de los siete países de Europa Occidental incluidos en el ranking muestran una tendencia similar a la media mundial: el porcentaje de ciudadanos que se sienten más felices es más bajo que en 2018.

Gran Bretaña y Alemania son los únicos países occidentales europeos encuestados en los que los niveles de felicidad son más altos en 2019 que en 2018.

En países como Bélgica, Suecia e Italia se ha producido una caída generalizada de la felicidad, en España, la baja es del 6%. Además, el nivel de felicidad también ha retrocedido en la India (83% vs 77%), en Sudáfrica (70% vs 59%), Corea del Sur (57% vs 54%) y Japón (60% vs 52%), mientras que se ha mantenido en países como China (85% vs 82%) y Arabia Saudita (76% vs 77%).

Los aspectos de la vida que más satisfacción generan en los argentinos, según esta encuesta, son tener salud y bienestar físico (55%), los hijos (48%) y las relaciones sentimentales (48%). También se sienten felices con saber que su vida tiene sentido (47%) y con su seguridad personal (45%).

En cambio, el tiempo empleado en las redes sociales (10%), mudarse a otro país (23%) y las posesiones materiales (25%) se encuentran entre las cuestiones que menos felicidad generan a los argentinos.

A nivel mundial, las redes sociales no son en la actualidad una de las principales fuentes de bienestar emocional. 

Por otro lado, los latinoamericanos son especialmente propensos a resaltar la satisfacción con la dirección de su vida, el bienestar de su familia y su entorno y el estado de la economía. Lo mismo ocurre con Turquía, donde casi cinco de cada diez turcos afirman que la situación económica es una de sus principales fuentes de felicidad.

En Argentina, los amigos son especialmente importantes (56%), así como la cantidad de tiempo libre disponible en Japón (31%).

El argentino también respondió que "el bienestar del país" es otra cosa importante para lograr la felicidad.

Durante el año pasado, el porcentaje de adultos que se describen a sí mismos como muy felices se redujo drásticamente en Argentina (-22%). 

Tanto la libertad de expresión como el reconocimiento social son importantes en la India y Turquía, así lo aseguran casi la mitad de la población de ambos países. Aspectos como encontrar a alguien con quien formar una familia genera optimismo y alegría para cinco de cada diez rusos.

Los latinoamericanos son especialmente propensos a destacar la satisfacción con la dirección de sus vidas y el estado de la economía.

Sólo dos de los países encuestados en América muestran ganancias en la felicidad reportada entre 2018 y 2019: Canadá (+5 puntos) y Perú (+4). Canadá es el único donde la felicidad está tan extendida hoy como lo estaba en 2011 (85%).