CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una mujer en situación de calle alimenta a su beba de apenas 7 meses con té y zapallo, debido a que no cuenta con los recursos suficientes para comprar la leche especial que su nena necesita.

La mujer, de 33 años, está sin trabajo y vive en la calle con sus dos hijos. Hace tareas domésticas a cambio de una módica suma de dinero que al menos le permita alimentar a sus hijos durante el día y pide ayuda a las autoridades.

Según detalló diario Crónica, se trata de Paola Martínez, quien clama en cada rincón del centro de Luján por una colaboración y le cuenta su situación extrema a los vecinos que la escuchan.

La joven, que no cuenta con un techo para cobijar a sus hijos durante las noches y protegerse de las bajas temperaturas, dijo en diálogo con Crónica: "voy de acá para allá; duermo en la casa de una amiga, de vecinos, de quienes nos abran sus puertas. Estamos a la deriva", expresó.

Indicó que su bebé necesita como principal alimentación una leche recetada por las autoridades médicas que le brindan asistencia a la menor, pero "sale 700 pesos, y apenas llego a comprarle dos pañales sueltos; imagínense que mucho menos puedo alcanzar a adquirir ese lácteo". 

Martínez está sola, sin familiar cercano alguno e incluso "el papá de mi hijo mayor está preso; no sé por qué razón, porque yo lo dejé hace dos años, cansada de su violencia. El padre de mi hija me dejó cuando quedé embarazada".

La joven hace changas limpiando casas."Una señora me llamó para que le limpiara la casa a 50 pesos la hora. Serán tres horas de trabajo y después veré qué hago, dónde iré a parar con los nenes".

"Es feo lo que estamos pasando porque no tengo un lugar donde estar. Sé que la situación es difícil para todos, y eso dificulta que muchos me ayuden, pero estamos a la deriva y necesito una casa y un trabajo, porque a mi beba la alimento con té y zapallo, y mi nene está bajo de peso", contó.

Para poder prestarle ayuda, dejó el teléfono (02323) 15-211349.