CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El ministro coordinador de Gabinete de Chubut, Federico Massoni, culpó este miércoles a la justicia federal por su rol en los piquetes de docentes, que esta mañana derivó en un enfrentamiento entre gremios de maestros y petroleros.

"Esto lleva tres semanas con cortes que son férreos, ya que los manifestantes no permiten pasar a nadie relacionado con el petróleo, avasallando el derecho a transitar e incluso se reservan la facultad de pedir documentación al que quiera pasar", indicó Massoni en declaraciones radiales a medios de la provincia.

"Nosotros, desde el gobierno, siempre le dimos participación a la fiscalía federal, y nos encontramos con algo extraño. La misma fiscal que nos pedía intervenir, de la forma menos violenta (para levantar los piquetes) luego decía que retrocedamos y que no pusiéramos frente a los manifestantes a ningún efectivo policial".

"En el último oficio que nos mandan desde la fiscalía se agregó un párrafo donde nos decía que antes de actuar teníamos que llamar a la fiscal...Y cada vez que la llamábamos nos decía que no se deje a ningún grupo policial a la vista de los manifestantes, o sea nos hacía retroceder", aseguró el jefe de Gabinete chubutense.

También recordó que durante un operativo policial días pasados se detuvo a dos sindicalistas que luego fueron imputados por atentados y lesiones a la autoridad, pero no por el delito del corte de ruta.

"La situación -continuó Massoni- es muy preocupante. El que se hayan desatado estos hechos nos genera mucha preocupación. No podemos permitir que se den este tipo de enfrentamientos y la justicia debería tomar una intervención directa".

Sobre los enfrentamientos de esta madrugada, cuando un grupo de petroleros logró avanzar sobre uno de los piquetes, Massoni indicó que al llegar al lugar de los incidentes vio "que no existía presencia de docentes, sino un volumen importante (de manifestantes) que era de camioneros".

En este contexto, la producción de hidrocarburos está afectada e YPF anunció el lunes pasado que "las operaciones de YPF en la provincia están seriamente afectadas por los cortes de ruta que hacen imposible el acceso a los yacimientos".

En este sentido explicaron que la compañía se vio obligada a "dejar en stand by a 4 equipos perforadores, 9 de workover y 9 de pulling".