COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El equipo médico de Terapia Intensiva de Adultos del Hospital Regional comunicó a la Dirección la serie de falencias que afectan a otras áreas del centro asistencial pero que inevitablemente condicionan el normal funcionamiento, sin perjuicio de lo cual expresan su compromiso para continuar brindando atención a los pacientes.

“El sistema de guardias no fue ni será afectado por ninguna medida tomada por nuestro servicio –expresa la nota dirigida a la Dirección-. La atención brindada a la comunidad, por los profesionales de terapia intensiva del HRCR es y será siempre de la más alta calidad que podamos brindar con los recursos que poseemos; dejando asentado en todo momento y haciendo responsable a quien corresponda, de todo evento ajeno a nuestro servicio que no permita otorgar una atención segura y de calidad”.

Asimismo, añaden que desde el inicio del conflicto por el pago escalonado de salarios “nunca hemos dejado de asistir diariamente a nuestro trabajo, cumpliendo las horas estipuladas y las actividades establecidas. Además de la actividad asistencial, continuamos nuestras actividades académicas y de formación profesional, participación en trabajos de investigación, de gestión y planificación estratégica en pos del crecimiento de nuestro servicio”.

“La atención NUNCA dejará de brindarse. Este Servicio no desconoce la crisis por la que está atravesando nuestra provincia y como afecta a nuestro hospital, al personal y a la población que recibe nuestros servicios. La falta de pago al personal de salud y la retención de servicios ‘no esenciales’ rompe, y no literalmente, la cadena de salud”.

En ese marco, sostienen que las falencias que presentan los diferentes servicios en el resto del hospital, “hace que nuestro trabajo se vea comprometido para brindar una atención óptima al paciente crítico”.

Por ello, señalan que “este gobierno es totalmente responsable de esta situación, como así también de la falta de recursos esenciales para la atención adecuada”.

Al detallar los diferentes faltantes de elementos que tornan más difícil la atención, enumeran:

1) Monitores y otros equipamientos pendientes de revisión, sin respuesta por parte del servicio de bioingeniería. La central de monitoreo de enfermería continua sin funcionamiento.

2) La falta de equipo de tomografía en el hospital hace que no podamos realizar tal estudio a nuestros pacientes, ya que es muy dificultoso el traslado de pacientes poli-invadidos y bajo ventilación mecánica.

3) Insumos básicos de laboratorio, pudiendo incurrir en demoras diagnósticas y terapéuticas. “Desde el servicio de Terapia Intensiva, tomaremos las medidas pertinentes para no afectar la atención de nuestros pacientes”.