CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) – El presidente Mauricio Macri presentó su declaración jurada de 2018, con bienes por más de 151 millones de pesos. Se trata de un incremento en su patrimonio superior al 51%, en relación al año anterior.

Los datos se desprenden de la declaración jurada que el mandatario hizo días atrás, al filo del vencimiento, ante la Oficina Anticorrupción. Allí detalló tener bienes por $151.688.684,18 y no poseer deudas.

Ese incremento en sus números contables contrasta con el de su principal rival política y jefa de la oposición, Cristina Fernández de Kirchner, quien declaró ante ese mismo organismo que solo tiene un patrimonio de $2.933.875,69, unos 64.000 dólares, el valor de un departamento de un ambiente en un barrio de clase media de la Capital Federal.

En la declaración jurada no se incluyen los bienes que el Presidente incluyó en el fideicomiso "ciego" que constituyó en abril de 2016, con el objetivo de garantizar "mayor transparencia" a su gestión. Macri no podrá disponer de esos bienes hasta seis meses después de dejar su cargo.

En su presentación anterior, Macri había declarado bienes por $99.876.155,31. En esa ocasión, el aumento en relación a 2016 había sido del 21% ya que ostentaba $82.602.401,68.

Es la primera vez que el crecimiento patrimonial de Macri crece en relación a la inflación (según INDEC fue 47,6%) desde que presentó la declaración anterior.

Según informó Clarín, en octubre de 2018 Macri compró bonos de deuda argentina por más de 94 millones de pesos. Fueron, según precisa, dos operaciones. Una por $54.301.740 y otra por $39.916.800.

Además, el jefe de Estado declaró tener participación en seis propiedades, por más de 26 millones de pesos: el 30 por ciento de un departamento con cochera en la Capital Federal, por un valor aproximado de $3.207.591; el 100% de un lote en la localidad salteña de Pluma de Pato, Salta, por $4.622.552; y el 25 por ciento de tres lotes en Pilar, por $880.486, cada uno.

En el inmueble que Macri ya tenía en Maldonado, Uruguay, se explica parte del incremento patrimonial: en 2017 su valuación, según la DDJJ, era de $7.419.600. Por el salto del dólar, su valor asciende, según la reciente declaración jurada, a $15 millones.

Por la misma razón, los 90 mil dólares que ya tenía en efectivo en 2017, y le representaban $1.669.410; Macri ahora declaró $3.375.000.

En 2017, antes de la fuerte devaluación, Macri había declarado depósitos en pesos por $2.783.469. En la declaración por 2018, el mandatario precisa tener 91.593 pesos.

Pero no invirtió en dólares. Por el contrario: de la diferencia de las últimas dos declaraciones juradas, se desprende que Macri se desprendió de más de 200 mil dólares: en 2017, había declarado US$252.940,39, por unos $4.691.791,29; mientras que en la última presentación reporta 50.726,39 dólares, alrededor de $1.902.239,63.

En el caso de Cristina, la principal adversaria de Macri, que se presenta como candidata a vicepresidenta en la fórmula que encabeza Alberto Fernández, su declaración jurada de 2017 había cerrado con bienes por $2.178.438,81, con lo cual se percibe también un incremento de casi 800.000 pesos en su DDJJ de 2018, en la cual consignó un patrimonio de $ 2.933.875,69.

Los bienes de Cristina distan mucho de los 77 millones de pesos con los que dejó la presidencia, e incluso de los 6.851.810 pesos que declaró el matrimonio Kirchner en 2003, cuando Néstor Kirchner llegó a la presidencia.

A pesar del incremento en 2018, Cristina sigue sin recuperar el patrimonio del periodo 2017, cuando según su declaración jurada tenía 3.499.043 pesos.

El 2018, Cristina dijo que su patrimonio incluye un crédito AFIP por 1.680.052,76 pesos (el del período anterior era de $ 1.130.260,66) y 242.200 pesos en efectivo. En “bienes del hogar” declaró 96.112,64 pesos.

Cristina, además, declaró tener una deuda con la AFIP con la que no contaba en el período 2016-2017, de 308.395,74 pesos.

Declaró percibir "Ingresos del trabajo, de alquileres y otras rentas neto de gastos" por 4.657.518,59 (en 2017 fue de 3.281.307,74 pesos). ¿Cuánto dijo haber gastado en doce meses? Un total de 912.228,64 pesos (unos $ 76.000 por mes). Menos que el período anterior, cuando sus gastos personales fueron de 2.318.721,45 pesos.

El gabinete de Macri

En el caso del gabinete Macri, que también presentó sus números, también hay modificaciones y continuidades. Mucho más modesto que el de Macri es el patrimonio de la vicepresidenta Gabriela Michetti. Y también su crecimiento. En 2017 declaró bienes por 886.853 pesos; y cerró 2018 con 1.036.397. En rigor, casi no tuvo variaciones en cuanto a depósitos y efectivo: la suba obedeció casi exclusivamente al valor del departamento en la Ciudad, del que posee el 50%, que producto de la devaluación del dólar, pasó de $284.717 a $420.243.

El de menor patrimonio entre los ministros es el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien de todas maneras vio incrementarse sus bienes, que pasaron de $651.805 a $974.257. En su caso, que no posee dólares y cuenta con ahorros por 212 mil pesos, el crecimiento se explica en el cambio de la valuación del departamento de 72 metros cuadrados que tiene en Palermo (pasó 212 a 475 mil pesos) y en la Volkswagen Suran 2013 que maneja (de 180 a 227 mil pesos). La buena noticia para Peña es que saldó los 37 mil pesos de deuda que tenía de un crédito, según apuntaron desde su entorno.

Pero en el Gabinete hubo varios ministros cuyo patrimonio creció en forma similar al de Macri. Ese "ranking" lo encabezan Nicolás Dujovne (Hacienda), Oscar Aguad (Defensa), Patricia Bullrich (Seguridad), Jorge Faurie (Cancillería) y Germán Garavano (Justicia).

Dujovne es el más "afortunado" del Gabinete. Estuvo cerca de duplicar en pesos su patrimonio: declaró $218.354.834, cerca de 100 millones más que en 2017, cuando registró $121.444.586. La variación, según la declaración jurada, se debe a la apreciación de los mismos bienes (propiedades en el exterior, cuentas en dólares y acciones) que había declarado el año anterior: esa diferencia, en su caso, es de casi 75 millones de pesos.

De esa misma manera explican el incremento de sus bienes en pesos los ministros que le ganaron a la inflación: Aguad ($6.433.838 a $11.452.002), Bullrich ($5.964.512 a $11.807.749), Garavano (pasó de $6.285.675 a 13.710.622); Faurie ($12.588.744 a $23.999.306). Todos tienen ahorros en dólares, que en el período evidenció una fuerte alza.

Más atrás aparece Alejandro Finocchiaro (Educación), que pasó de $8.632.666 a 11.329.727, en su mayoría -según declaró- producto de la diferencia de valor de los mismos bienes que en su caso fue de $1.514.125.

Muy parecida es la situación del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien declaró bienes por 21.681.544, menos de tres millones más que en 2017, cuando en su declaración jurada dijo tener bienes por $18.903.751. La diferencia de valuación de los mismos bienes fue de $1.789.102.

En cambio, Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Dante Sica (Producción) vieron reducir sus bienes. El patrimonio de la ministra se redujo "apenas" 100 mil pesos: cayó de $19.243.171 a $19.135.059. Por su parte, Sica, quien se incorporó al Gabinete a mediados de junio del año pasado declaró contar con poco menos de dos millones de pesos que antes de acceder a la función pública: de $33.238.537, en 2017; a $31.531.078, en 2018. Aunque, buena parte de esa caída en su patrimonio se explica en que cubrió casi tres millones y medios en deudas, que ahora ascienden a $1.113.813.

Un caso especial es el patrimonio de Guillermo Dietrich (Transporte): declaró bienes por $8.410.630, casi dos millones más que en 2017 ($6.649.264), pero también subieron las deudas que mantiene con entidades bancarias: de $259.776 a $585.507.

Fuente: Clarín