CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Medida al mes de julio de este año, la industria minera del Perú genera 216.436 empleos directos en el vecino país, lo que representa un crecimiento de 4% en comparación al mismo periodo del año pasado, de acuerdo a las cifras del Boletín Estadístico Minero de agosto, difundido esta semana por el Ministerio de Energía y Minas.

Esta información se condice con las fuertes inversiones mineras que se produjeron en Perú en los primeros siete meses de 2019: en total contabilizaron más de 3.000 millones de dólares.

En cuanto al empleo, el resultado de julio a nivel es superior al promedio anual obtenido en el año 2018, cuando se contabilizaron 201.547 trabajos directos. Comparado al mes de junio (207.478 empleos), en julio se crearon casi 9.000 nuevos puestos de trabajo directos en el sector.

Los puestos de trabajo generados por las empresas mineras significaron el 31.4% del total de empleos, mientras que el originado por los contratistas representó el 68.6% restante.

De acuerdo con el mismo informe, la región de Arequipa mantiene el liderazgo en este ámbito al concentrar 17.7% de los empleos directos de la minería (38.293 trabajadores). Le siguen Junín con el 9.7% (20.944 trabajadores), Lima con el 7.8% (16.858 trabajadores), Cajamarca con 7.1% (15.452 trabajadores), La Libertad con el 7.1% (15.311 trabajadores) e Ica con el 7% (15.117 trabajadores), entre otros. 

Crecimiento en inversiones

En relación con las inversiones, en los primeros siete meses de 2019, en Perú sumaron US$ 3.011 millones, cifra que representa un incremento de 24.5% respecto a lo observado en el mismo período de 2018 (US$2.419 millones), según la última edición del Boletín Estadístico Minero.

Solamente en julio de este año, la inversión minera sumó US$479 millones, registrando un crecimiento interanual de 15.9%, en comparación al mismo mes del año anterior (US$ 413 millones).

De acuerdo a la publicación, los rubros más destacados de enero a julio fueron Desarrollo y Preparación, Planta Beneficio y Equipamiento Minero, que registraron montos de inversión de US$ 663 millones, US$ 619 millones y US$ 553 millones, respectivamente. En conjunto representaron el 61% de las inversiones mineras ejecutadas hasta el séptimo mes del año.

La inversión en Desarrollo y Preparación presentó un incremento de 98.3% en comparación con el mes de julio del año pasado, con lo cual logró situarse por cuarto mes consecutivo como el principal rubro aportante al monto global.