CAPITAL FEDERAL - Según indican desde la Casa Rosada, la frágil estabilidad que habían logrado los mercados financieros en los últimos días se quebró con la declaración oficial del Frente de Todos tras la visita de los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el efecto que la misma tuvo en la divisa norteamericana y el riesgo país.

El Presidente se reúne esta tarde en la Casa de Gobierno con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris. El orden del día no es otro que realizar un balance de la jornada y analizar los pasos a seguir.

Es que, según reseña La Nación, desde el Gobierno creen que esa "dinámica de moderación y diálogo" que se había comenzado a cristalizar entre Macri y Aníbal Fernández se diluyó tras las marchas del sábado pasado, la decisión del Presidente de "dar pelea" en las elecciones, y el rechazo en la Justicia a los planteos de la defensa de Cristina Kirchner, que quería paralizar el juicio por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de Lázaro Báez.

"La mirada moderada del candidato [por Alberto Fernández] no es compartida por el resto [del kirchnerismo]. Los conozco. Quieren que haya una megadevaluación, que el dólar se vaya a las nubes y después venir con los remedios. Es más viejo esto.", lanzó en declaraciones radiales el candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto.

"Esos tres efectos provocaron que sus referentes salgan a romper el esquema de estabilidad económica, lo que impactó en la suba del dólar y el riesgo país. Todo en un día en el que estábamos licitando deuda pública [renovación de letes en dólares y pesos por unos US$2800 millones]", dijeron en Casa Rosada, donde además cuestionaron el "uso posterior" que en el kirchnerismo hicieron del encuentro con el director del Departamento Occidental del FMI, Alejandro Werner, y el líder de la misión en argentina, el economista italiano Roberto Cardarelli.

EL DOLAR CERRÓ A $58,60

Este martes, el dólar minorista subió hoy 2,5% y cerró $58.60. El Banco Central (BCRA) debió licitar US$302 millones para suavizar el incremento de la divisa, mientras Cardarelli se reunía con las segundas líneas de la entidad monetaria para revisar sus números. El Riesgo País se disparó y superó los 2000 puntos básicos, un incremento de casi el 10%. Las acciones de las empresas argentinas en Wall Street se desplomaban hasta 15%. El Merval, el indicador de las acciones líderes en el país, se derrumbaba casi 5% al final de la rueda.

"Quienes han generado esta crisis, el Gobierno y el FMI, tienen la responsabilidad de poner fin y revertir la catástrofe social que hoy atraviesa a una porción cada vez mayor de la sociedad argentina. Para ello deberían arbitrar todos y cada uno de los medios y las políticas necesarias", afirmó este lunes el equipo comunicación de Fernández tras la reunión con el equipo del Fondo. Se cuestionó además el uso del préstamo del organismo y se denunció que se usó para "financiar la fuga de capitales". El Fondo debe decidir si gira US$5400 millones a mediados de septiembre.

Sin embargo, además del duro comunicado, circularon las versiones de que la misión del FMI había hablado de "vacío de poder" y de posible adelantamiento de las elecciones.

"El Fondo Monetario Internacional desmiente categóricamente que miembros de la delegación actualmente presentes en Argentina, hayan sugerido adelantar las elecciones presidenciales por supuestas preocupaciones acerca de un hipotético vacío de poder", anunciaron anoche en una atípica desmentida del organismo. "En ningún momento miembros de la delegación del FMI hablaron en éstos términos durante la reunión que mantuvieron hoy con el Sr. Alberto Fernández y sus asesores económicos", clarificaron los voceros del organismo para América latina.

Fuente: La Nación