RAWSON (ADNSUR) - El vicepresidente a cargo de la presidencia del Banco del Chubut, Javier Alvaredo, brindó un anticipo de algunas de las decisiones que se van a tomar este jueves en la primera reunión de directorio bajo su mandato. En ese sentido, adelantó que se accederá a un pedido de la Cámara de Servicios Petroleros para dar un período de gracia de 3 meses en las líneas de crédito para las pymes, y que se bajarán las comisiones que la tarjeta Patagonia 365 cobra a los comerciantes, además de oficializar la designación de Gustavo González como gerente general en reemplazo de Carlos Ravenna, tal como adelantó ADNSUR.

En declaraciones efectuadas anoche al programa “Sin Hilo” que se emite por Canal 12, Alvaredo dijo que “la Cámara de Servicios Petroleros nos planteó que las líneas de crédito del banco no contemplaban un período de gracia para el pago de capital e intereses y mañana (por hoy jueves) en la reunión de directorio vamos a aprobar un periodo de gracia de tres meses”. Agregó que en esta reunión, “también vamos a bajar la comisión que pagan los comerciantes que utilizan la tarjeta Patagonia 365, porque hoy estamos en condiciones desventajosas con respecto al Ahora 12, quiero que esta tarjeta incentive al comerciante chubutense”.

También anticipó que se piensa aprobar nuevas normas que “pasan por actualizar montos de los créditos que quedaron desactualizados por la inflación y además que requieran menos instancias de aprobación”, y si son montos bajos, no deban llegar hasta al directorio y se resuelvan a nivel local.

Expresó respecto a sus objetivos que “quiero trabajar por seducción y competir con los bancos privados ofreciendo mejores servicios y ser agresivo con la política comercial”, ya que dijo “la mejor fuente de fondeo son las cuentas sueldo, por lo que la idea es dar servicios, no puede ser que el banco no tenga una aplicación en los teléfonos”.

También puntualizó que “hay que coordinar mejor los cajeros móviles, llegar al interior de la provincia” y respecto al personal, destacó el valor del recurso humano y sostuvo que “hay gente subrogando posiciones y no se les está reconociendo ese tiempo, y eso es algo que quiero atacar”.

ACUERDO POLITICO

En otro orden, criticó a la gestión pasada al señalar que “hoy el Banco Central obliga a los bancos a asistir a las pymes, el Banco del Chubut si bien hizo un esfuerzo no tuvo un gran desempeño en ese sentido, pudo colocar menos del 30 % de lo que la normativa determinaba y acá la conducción tiene que estar a la cabeza de impulsar eso”.

Explicó que “hoy tenemos líneas habilitadas con un fondeo de 1300 millones y colocamos poco apenas un poco más de 300, por lo que hay que colocar el resto”, y al respecto expresó “yo tengo ideas pero estoy esperando que se termine de dirimir la cuestión institucional, hasta que no me pueda hacer cargo de la presidencia no me siento con las manos totalmente libres y la legitimidad necesaria como para tomar determinaciones un poco más decisivas”.

Confirmó que el próximo miércoles asistirá a a la Comisión de Asuntos Constitucionales a hablar con los diputados, y en ese sentido, sostuvo “entiendo las cuestiones que se dirimen en la política y es bueno que se dé un debate”, por lo que los actores “tienen que conocerme y tener un diálogo”. Sobre los planteos que piden exigir años de residencia en la provincia, dijo “los respeto, y es cierto que debe haber chubutenses en condiciones de conducir el banco, pero me parece que el gobernador tiene el derecho de elegir una persona que tenga feeling y coincidencia”.

En su caso, dijo “creo tener algo positivo, vengo sin ninguna contaminación respecto a la vida política, hay muchas internas que las respeto, pero estoy al margen y me da una visión más objetiva, me puedo sentar con cualquier actor de la política y no tengo ningún prejuicio anterior, creo que es lo que necesita la provincia”.

Respecto a la posibilidad de que se demore la aprobación de su pliego, dijo finalmente que “es cierto que si pasa el tiempo y no tengo el apoyo de Legislatura, probablemente ya no lo tenga después, y sin apoyo político me voy a ver limitado en mis decisiones, no me voy a sentir respaldado. Y si no es así lo respeto, no soy soberbio, y no tengo problema en volverme a Buenos Aires donde me va bien”.