CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un amigo de la familia secuestró de su casa a una nena de 4 años y la llevó a un terreno baldío de la localidad de Beccar donde, tapándole la boca con un buzo, abusó sexualmente de ella por cuatro horas. 

Antonella, tía de la menor, narró en diálogo con diario Crónica el calvario que vivieron desde el momento de su desaparición. Ella se encontraba en la casa del papá, en la calle Marconi al 2000, cuando "se la llevaron de la puerta de la casa", aseguró la mujer.

Indicó que "el papá fue a comprar a una estación de servicio a unos metros de la casa y cuando volvió la nena ya no estaba más. Rápidamente, llamó a la mamá para preguntarle si se encontraba con ella", pero le dijo que no. 

Automáticamente, hicieron la denuncia en la Comisaría Nº 11 de San Isidro, por lo que se inició una intensa búsqueda por la zona por parte de familiares. 

Finalmente, gracias a imágenes captadas por cámaras de seguridad, obtenidas por la policía, encontraron al abusador junto a la menor en un descampado. 

Según información oficial, los vecinos, enfurecidos, encontraron infraganti al depravado y al momento de la detención lo golpearon e intentaron hacer justicia por mano propia, pero el sujeto se salvó gracias a la intervención de los efectivos.

La menor fue trasladada al Hospital Materno Infantil donde se encuentra en observación, sin riesgo de vida y "a la espera de determinar abuso sexual ya que posee genitales irritados", se detalló. 

La tía de la víctima manifestó que "el hombre -amigo de la familia- la manoseó, le metió los dedos en la cola y en la vagina".