CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un hombre de nacionalidad boliviana (64) mató a su hija de 30 años tras una violenta discusión y luego la enterró en el patio de la casa en la localidad de Hurlingham. El acusado fue detenido este lunes por la mañana.

La víctima, que fue identificada como Ariana Yésica Palacios, era intensamente buscada desde el 28 agosto. La denuncia sobre la desaparición de la joven la había hecho una amiga, Noelia Acevedo (27), que al advertir que le resultaba imposible contactarse con ella decidió avisar a la policía.

De acuerdo a lo informado por Infobae, en el caso intervino la UFIJ N° 2 del fiscal Walter Leguisamo, quien inició un Protocolo de Averiguación de Paradero y en el marco de esa investigación llamó a declaración a varios de sus familiares.

Al ser indagado, el padre de la joven se mostró nervioso, lo que alertó a los investigadores y empezaron a prestarle más la atención al entorno íntimo de Ariana.

Según informaron fuentes policiales al mismo diario, su propio hermano fue quien terminó acusando a su padre. Mauricio “Willy” Palacios manifestó que su protenitor le había dicho que el 28 de agosto, a las 11, estaba en su domicilio a solas con Ariana cuando se produjo una discusión entre ellos. “Discuten, forcejean y éste con un arma blanca le produce un corte a la altura del cuello ocasionándole la muerte”, declaró el joven y agregó: “Luego entierra el cuerpo en el patio de la casa, no dando aviso a nadie".

El fiscal dispuso la detención de “Willy” Montañio Palacios y dio la orden de realizar pericias en su casa. En estos momentos, la Policía Científica se encuentra trabajando en la calle Félix Frías 3577 y el acusado de femicidio se encuentra prestando declaración en la fiscalía.

“El padre era muy violento. Por eso enseguida pensamos que podía haberle hecho algo”, dijo Jésica a TN, una de las amigas de Ariana. Ella sospechaba que podía producirse este desenlace porque en el barrio era una secreto a voces que el hombre era muy agresivo.

El padre de Ariana le confesó el crimen al hermano de ella

La mujer contó que cuando Ariana desapareció, sus padres le dijeron a su novio que ella se había ido de la casa voluntariamente porque estaba en pareja con otro joven. “¿Cómo se va a ir y dejar a su hija de 5 años?”, se preguntó Jésica, visiblemente afectada por el fatal desenlace.

Contó además que "cuando la foto de Ariana empezó a viralizarse en las redes llegaron muchos comentarios de gente desconocida y algunos sugirieron que el padre podía haberla matado”. Así, los amigos empezaron a sospechar de su familia.

“Encima su papá es muy cerrado. En vez de ayudarnos nunca colaboraba. Nos decía que dejáramos de hacer lío porque el papá de su nieta podía llegar a sacarle a la nene. Ese hdp dejó Luisana sin su mamá”, se lamentó la mujer.

Resta establecer ahora si tanto su mamá como sus hermanos tienen alguna responsabilidad en el hecho o si son sólo cómplices por ocultar información sobre su paradero. Los investigadores mandarán a peritar los teléfonos celulares de los integrantes de la familia y no se descartan más detenciones. La duda de la fiscalía radica en si realmente el cuerpo fue enterrado en la vivienda.