COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este jueves se realizó la audiencia de control de detención de los dos aprehendidos por el violento robo ocurrido en las 1008 viviendas, en Comodoro Rivadavia. Allí, les dieron un mes de prisión preventiva a los imputados.

En la madrugada de este miércoles, dos jóvenes ingresaron a un departamento del barrio 30 de Octubre y atacaron a un hombre mientras dormía. Los ladrones le colocaron un almohadón en la cabeza, lo golpearon con un fierro y se llevaron varios elementos. 

Los delincuentes fueron sorprendidos por la policía y uno de ellos, de unos 30 años, quedó detenido. El otro joven (22) logró darse a la fuga pero finalmente, en la tarde de este miércoles, fue atrapado por la policía.

El robo ocurrió cerca de la 1:30 de ayer y fue alertado a través de un llamado anónimo a la policía de la Seccional Quinta.

Los sujetos ingresaron al departamento por la ventana del lavadero y una vez adentro, despertaron al hombre y comenzaron a amenazarlo. Tras colocar un almohadón en su cabeza y golpearlo con un fierro, los ladrones se llevaron el celular y el cargador, una billetera con documentación, cerca de 2.000 pesos y dos llaves.

Audiencia de control y apertura por robo doblemente agravado

Este jueves, en la audiencia de control de detención, les dictaron a ambos un mes de prisión preventiva. La audiencia se realizó bajo la modalidad de videoconferencia. En ella, el fiscal solicitó se declare legal la detención de ambos imputados Matías Barrionuevo y Gonzalo Barría, se les formalice el hecho en base a la calificación legal provisoria de “robo doblemente agravado por ser cometido con escalamiento y por el uso de arma” y se dicte su prisión preventiva.

La audiencia fue presidida por Martín Cosmaro, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Héctor Iturrioz, fiscal general; en tanto que la defensa de los imputados fue ejercida por Lilian Borquez, defensora pública.

El fiscal Iturrioz requirió el plazo de dos meses de investigación e igual plazo de prisión preventiva para ambos imputados en base a la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlos como probables autores del hecho investigado y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Peligro de fuga ya que en caso de recaer condena la misma será de cumplimiento efectivo, ya que el mínimo de pena establecido para el delito imputado es de 5 años de prisión.

En contraposición, la defensa se opuso al dictado de la medida de coerción ya que ninguno de sus pupilos posee antecedentes penales, ni causas en trámite, pidiendo para concluir su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario en casa de familiares.

Finalmente el juez penal resolvió declarar legal la detención de Barrionuevo y Barría; y dar por formalizada la apertura de la investigación del caso en base al hecho y la calificación jurídica alegada por la parte acusadora; dándolos por anoticiados del mismo y por asegurada su defensa técnica. Dictando el plazo de dos meses de investigación y el de un mes de prisión preventiva para ambos imputados.