CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La familia de Alua Asetkyzy Abzalbek entró a su pieza para despertarla el sábado a la mañana y se encontró con el peor de los escenarios: la adolescente de 14 años estaba muerta, y al lado de ella se encontraba su celular, que había explotado. 

 

 

La tragedia ocurrió en la ciudad de Bastobe, en Kazajistán. Sus padres inmediatamente dieron aviso a la emergencia, pero cuando llegaron confirmaron que la chica se encontraba muerta.

Inmediatamente intervino la Policía, que comenzó la correspondiente investigación.

Según publicó A24, de acuerdo a los primeros datos dados a conocer por los peritos, a la adolescente le estalló el teléfono celular mientras dormía.

El dispositivo se estaba cargando, y mientras se cargaba ella escuchaba música. La joven se quedó dormida, se recalentó, y explotó.

Lo que explotó fue la batería, justo al lado de la cabeza de la adolescente.

Medios locales detallaron que la chica tenía heridas graves en la cabeza, provocadas por el celular.

Hasta el momento se desconoce la marca del teléfono. Tampoco se conoció si el dispositivo estaba siendo cargado con un cargador original o uno alternativo.

No es la primera vez que ocurre un hecho similar. Especialistas advirtieron numerosas veces que cada teléfono celular debe ser cargado usando su cargador original, y que no hay que perder de vista a los aparatos mientras se los carga. 

Según un estudio realizado por “Electrical Safety First” en Reino Unido, el 64% de los cargadores genéricos de Apple el 58 falló al test de resistencia.