ESQUEL (ADNSUR) - Cristian “Mai” Bustos, condenado a prisión perpetua como autor material de la muerte de su pequeño hijo, purgó su pena en Chile y será finalmente trasladado a Chubut luego de más de diez años de intentar juzgarlo por el homicidio.

Si bien no está determinada la fecha, se hablaba de septiembre por lo que sería inminente su traslado al país y desde la Policía del Chubut se señaló que “hemos activado mucho para que no pase al olvido”.

 “Finaliza su condena en Chile y prontamente tiene que volver a la ciudad de Esquel, alojarlo y que tenga un juicio justo. Esperamos que pueda ejercer su legítima defensa y que se lleve adelante el debido proceso”, expresó el Comisario Mayor Miguel Gómez, jefe de la fuerza de seguridad provincial.

Según informó EQSNotas, en el proceso de investigación fue detenido por peligro de fuga, pero “El Mai” se escapó de su calabozo. Durante mucho tiempo se intentó dar con su paradero. Hasta que en marzo de 2009 lo localizan en casa de un familiar y al intentar capturarlo se produjo un tiroteo.

Según lo que pudo reconstruir la justicia en torno al resto de los acontecimientos, cuando los policías llegaron a esa esquina se encontraron con por lo menos dos tiradores apostados a unos cuarenta o cincuenta metros de distancia. Estos últimos dispararon contra el policía Tito Roberts, impactando con un proyectil calibre 22 en su frente y causándole la muerte.

Prácticamente al mismo tiempo Luis Cañumir, también empleado policial, recibió un balazo en su abdomen, poniendo en serio riesgo su vida. Así se inició un tiroteo en el que perdió la vida uno de los jóvenes encapuchados, otro, menor de edad, recibió un disparo de arma de fuego que lo dejó parapléjico y un tercero fue impactado en una pierna.

Finalmente en el año 2015 Bustos fue detenido en Chile por un delito ocurrido en ese país. Ante esta notificación las autoridades argentinas solicitaron su extradición para juzgarlo en este país. Según se informó ese proceso recién se concretará a fines del 2019 porque primero deberá purgar la pena en Chile.