BUENOS AIRES - El viernes por la noche, la madre de la menor Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su pareja Federico Sebastián Espinosa, de 23, la llevaron desvanecida a la sala de primeros auxilios de Máximo Paz.

La comisaría de Máximo Paz intervino en la muerte de la menor

Los médicos le hicieron ejercicios de resucitación, pero al no poder revertir el cuadro fue derivada de urgencia al hospital Ángel Marzetti de Cañuelas, donde llegó muerta. Al centro de salud llegaron policías de la comisaría 2° de Moreno, que se entrevistaron con la madre de la nena y su pareja. Les dijeron que la menor se había ahogado en una pileta y que por eso la habían trasladado a un centro de salud.

Luego, al tomarle declaración al pediatra de guardia del hospital Marzetti, dijo que la nena tenía excoriaciones en el tórax y golpes en el rostro, tobillos y muñecas. Además presentaba tenía una herida compatible con una violación.

La fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Cañuelas Norma Pippo dispuso que personal de Policía Científica realizara los peritajes correspondientes en la casa de la madre de la nena.

Tras las pruebas recolectadas por los peritos, más los testimonios recabados, la fiscal ordenó la inmediata detención de Roldán y Espinosa, mientras esperaba los resultados de la autopsia. La causa está caratulada como "averiguaciones causales de muerte".

Fuente:TN