CÓRDOBA - Brenda Barattini, la arquitecta de 28 años que le mutiló los genitales a su pareja, habló por primera vez después de la sentencia en la que fue condenada a 13 años de prisión: “Es muy injusto, hay mucha gente que está por homicidio y le dieron la misma cantidad de años que a mí, y yo nunca quise matar a nadie”, afirmó.

La principal queja de Barattini es que no se tomó en cuenta su “perspectiva” durante el juicio. Y reconoció que le pediría disculpas al hombre a quien agredió, pero que esperaría un arrepentimiento de parte de él. Por eso, cuestionó que los peritos no hablaron durante el juicio y que “fue la palabra de él contra” la suya.

“Él lo que dice es que por las lesiones que le quedaron no puede llevar una vida normal. Él sigue haciendo su vida y yo no”, explicó en una entrevista concedida a el medio cordobés Eldoce.

“Yo estoy muy confundida, creo que se quieren hacer lucir con un caso muy conocido y no se dan cuenta que hay una persona por detrás. Nunca se dieron cuenta del daño psicológico que yo viví”, reclamó la joven.

También fue muy crítica con la fiscal Laura Battistelli, quien mostró la tijera con la que atacó a su pareja: “Es algo totalmente morboso para llamar la atención, es como una puesta en escena”.

Cuando explicó qué tipo de relación tenía con su amante, identificado como Sergio F., minimizó el vínculo: “No era una relación. Era todo muy enfermo, era un manipulador constante. Al día de hoy no da la cara, si vas a pedir justicia das la cara”, opinó.

Además, insistió con que no quiso matarlo: “Si hubiese querido hacerle un daño mayor se lo hubiese hecho”, indicó, y dijo que la acusación de “violencia de género invertida” no existe.

En el cierre de la entrevista contó que está arrepentida, pero que espera también una muestra de arrepentimiento del otro lado: “Yo estoy siempre arrepentida, siempre me muestro arrepentida, no es mostrarse arrepentida es sentirse arrepentida. Siempre se lo vio a él como una víctima y no se pusieron desde mi perspectiva”