RAWSON (ADNSUR) - En la Oficina Judicial de Rawson, se inició este martes a la mañana la audiencia preliminar por la causa de los sobreprecios durante la emergencia climática de marzo de 2017 en Comodoro Rivadavia, donde están imputados ex funcionarios provinciales y proveedores del Estado.

Se espera que al finalizar la audiencia preliminar la jueza de garantía Mirta Moreno determine si la causa se eleva a juicio. De ser así, se deberá integrar un tribunal y poner fecha para el debate oral y público. El Ministerio Público Fiscal es representado por los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams.

Los imputados son Alberto Gilardino -quien quedó sobreseído-, Estanislao Finiguerra, Marta Fracaso, Cecilia Sadaba, Marcelo Suarez, Bruno Bilbao, Diego Luters, Diego Correa, Leticia Huichaqueo, Guillermo Yanguela, Cesar Hugues, Vanina Varale y Cristian Orsi.

Avanzada la audiencia, de manera coincidente, fiscales y querellantes pidieron el sobreseimiento de Alberto Gilardino “por el beneficio de la duda” por lo que se retiró de la Sala ante la confirmación de la jueza de garantía Mirta Moreno.

Los fiscales presentaron la acusación para llevar a exfuncionarios y empresarios a juicio oral y público. Se los acuso de administración fraudulenta en perjuicio del Estado.

Para los fiscales integrantes de la Unidad de Investigación Delitos Contra la Administración Pública, existieron elementos suficientes para que los exfuncionarios y empresarios acusados sean sometidos a juicio oral. En la acusación, de 66 páginas, presentan a los 125 testigos que depondrán durante el debate. Entre ellos se encuentran los legisladores provinciales Alejandra Marcilla, Gabriela Dufour y Blas Meza Evans, quienes fueron los que realizaron la denuncia. Asimismo, los investigadores adjuntaron más de 1.000 documentos que avalan la presunta defraudación al Estado Provincial durante la tormenta que azotó a la provincia.

EL CASO

El 29 de marzo de 2017, Chubut sufrió un fuerte temporal de lluvia, con precipitaciones record para la zona, el cual se extendió por varios días. Una de las ciudades más afectadas fue Comodoro Rivadavia, que sufrió enormes pérdidas materiales, entre bienes públicos y privados, obligando a la evacuación de un gran número de residentes por anegación y en algunos casos por destrucción de las viviendas en que moraban.

El Gobernador por aquel entonces, Mario Das Neves, declaró el Estado de Emergencia Climática y se creó un Fondo de Emergencia Climática. “Fue así entonces que los funcionarios públicos acusados pergeñaron un plan para defraudar al Estado provincial, y para ello contaron con la connivencia de empresarios”, sostienen los fiscales.

En tal sentido, adjuntaron un informe donde los peritos técnicos estimaron superior a los 18 millones el dinero defraudado por los funcionarios. Y además, el Estado quedó con deudas por más de seis millones de pesos.

Los fiscales, en su acusación, adelantan que pedirán penas de efectivo cumplimiento para los funcionarios y empresarios tienen en cuenta que los delitos se realizaron aprovechándose del contexto de una situación dramática que sufrían los chubutenses, en particular en Comodoro Rivadavia.