TRELEW (ADNSUR) -  Comenzó una investigación en la ciudad de Trelew donde buscan esclarecer al menos cuatro casos de falsificación de documento púbico y estafa. Es que a través de "oficios truchos" retiraron autos que habían sido secuestrados por alcoholemia.

Según publica este martes Radio 3, estas cuatro personas que sacaron sus vehículos del corralón y que luego los tuvieron que  devolver a la policía, admitieron que le habían pagado a un hombre entre 20 y 40 mil pesos para que falsificara la documentación. Asimismo, medios del Valle señalaron que el juez de Faltas Marcelo Gélvez ya habría hecho la denuncia en la fiscalía.

Algunas de estas maniobras fueron descubiertas ayer lunes, cuando desde una comisaría avisaron al Tribunal de Faltas que habían entregado dos o tres automotores incautados en los últimos operativos y desde allí les habrían contestado que ellos no habían autorizado ninguna devolución.

Se presume que la numeración del oficio, distinta a la que se esta usando en la actualidad, habría puesto en evidencia que la documentación era apócrifa, al igual que la firma del juez.

A raíz de esta increíble situación la policía tuvo que salir a recuperar los vehículos que ya les habían devuelto a sus propietarios, y los incautó nuevamente.