RAWSON (ADNSUR) - El juez de garantías Nieto Di Biase resolvió que el ex presidente de Lotería del Chubut, Carlos Barbato cumpla con las medidas solicitadas por el Fiscal Alejandro Franco. El fiscal Alejandro Franco acompañado por Marcos Napoli y comisario R. Julio Blanco acuso a Barbato por cuatro hechos de negociaciones incompatibles con la función pública, por contratar a la empresa Sono Eventos, sabiendo que su titular era David Dahhur ex gerente de relaciones institucionales de Lotería.

Para el resto de los imputados provisoriamente el juez de garantías Nieto Di Biase resolvió que se realizara una nueva audiencia prevista para el 11 de noviembre de este año, en donde imputaran a Ñonquepan, Cardenas, Bourdargham y Molinero.

El fiscal Alejandro Franco, en diálogo con la prensa, explicó que "hoy teníamos previsto la apertura de investigación, con respecto a varios hechos y varios atribuidos, pero hubo ausencias justificadas con lo cual se fijó nuevamente una audiencia para el 11 de noviembre y en esta ocasión solo pudimos hacer la apertura de los hechos que le hemos imputado a Barbato".

En este sentido, manifestó que: "Se le indilga cuatro hechos de negociaciones incompatibles con la función pública por haber contratado a una empresa Sono Eventos, cuyo titular era su gerente de relaciones institucionales, el señor Dahhur, con el cual tienen una historia laboral compartida de más de 10 años".

Tal como estaba previsto, el fiscal imputó a Barbato por el delito de “negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas en calidad de autor”, por haber autorizado desde el 11 de diciembre de 2015 -fecha de su asunción al frente del organismo- la contratación y pago a la empresa “Sono Empresa Integral de Eventos”, a sabiendas de que el titular de la misma resultaba ser Dahhur, quien en ese momento era funcionario de Lotería y trabajaba bajo su conducción.

"TIENE MIEDO A DECLARAR"

El fiscal también habló sobre Glenda Patterson, la ex secretaria privada de Barbato: "Conoce un sinfín de irregularidades de Barbato, pero manifiesta que tiene miedo de declarar por represalias. Para seguir con el proceso, pedimos la prohibición absoluta de contactos con Patterson y empleados de Lotería".

"Nosotros presumimos que la declaración de Brenda puede ser importante, pero la mujer tiene temor y por eso fue el pedido de prohibición de acercamiento hacia ella. Ella era la secretaría privada del presidente del Instituto Barbato, y hay un caso de violencia de género que está en Esquel donde la mujer denunció haber sido golpeada".