CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un hombre fue condenado a nueve años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado en perjuicio de su hijastra, a quien sometía a tocamientos desde los 6 años y que quedó embarazada a los 12.

El fallo emitido por la jueza Norma Beatriz Vera, que es vocal de la Sala IV del Tribunal de Juicio de Salta, condenó en un procedimiento abreviado a un hombre de 62 años, de quien se hizo reserva de identidad, a la pena de nueve años de prisión.

El imputado resultó autor material y penalmente responsable del delito de "abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser encargado de la educación y guarda y por mediar aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente de una menor de 18 años", en perjuicio de quien era la hija de su concubina.

Tras la sentencia, la jueza ordenó que el imputado sea trasladado inmediatamente a la Unidad Carcelaria 1, de la capital salteña, y dispuso que reciba tratamiento psicológico por la naturaleza de los hechos por los cuales resultó condenado, que ocurrieron en la localidad de General Güemes, a 55 kilómetros de la ciudad de Salta, informaron fuentes judiciales este lunes. 

Además, Vera ordenó que el condenado sea examinado por un médico del Poder Judicial, para la obtención de sus señas particulares y que se le extraigan muestras de ADN, para su posterior incorporación al Banco de Datos Genéticos.

La denuncia contra el condenado fue radicada por el padre de la menor, quien explicó que su hija quedó embarazada cuando tenía 12 años y en ese momento contó que el bebé era de su padrastro.

Ante la justicia, la menor manifestó que la pareja de su madre comenzó a someterla a tocamientos impúdicos cuando tenía seis años, y que a los 12 comenzó a acceder carnalmente contra su voluntad.

Los voceros detallaron que se omitieron los nombres completos de las personas involucradas para preservar la identidad de la menor y su derecho a la intimidad y confidencialidad, en virtud de la Convención de los Derechos del Niño y otras normas vigentes.