SANTA CRUZ (ADNSUR) - Fabián Marcelo Bravo es un camionero que desapareció a mediados del mes de enero, cuando dejó su camión abandonado sobre la Ruta Nacional N° 3, en la provincia de Santa Cruz. Después de un mes, explicó las razones de su desaparición.

El hombre dejó el camión con el que trabajaba cerca de Güer Aike y no dio aviso a nadie, desapareció con siete cheques de su jefe. La Policía logró encontrarlo Puerto San Julián y debió declarar. En abril de 2019 había pasado lo mismo y lo encontraron en un bar de Puerto Pinares, una pequeña ciudad de Misiones.

Bravo explicó que en enero “no desapareció”, sino que “se me explotó una rueda delantera y ni cricket tenía, por eso fue a una estancia, pero armaron todo el circo y cuando escuché todo, me fui”. El camión fue encontrado cerrado con llave y con latas de cerveza en su interior.

“Esos sinvergüenzas me debían tres meses, estaba en negro. Es más, yo llegaba a Trelew (donde reside el propietario) y me echaban”, manifestó Bravo, apuntando que estaba siendo explotado. “Encima quieren ensuciarte”, criticó.

El camionero sostuvo que le pagaban $ 15 mil pesos por muchísimas horas de viaje y sin descanso. “Después se preguntan por qué pasan los accidentes. El motivo es que no dormimos, sí o sí tenes que llegar”, manifestó a La Opinión Austral.

“Soy santacruceño y jamás toque nada a nadie, a mí me gusta ganarlo trabajando y creo en mi oficio”, aseguró, y aclaró que no tocó los cheques, aunque el propietario del camión asegura que dos de estos (los de menor valor) fueron cobrados. El total alcanzaba unos $ 80 mil. Por último,  aclaró que hoy “está probando suerte en Chile”, dijo.