PUERTO DESEADO (ADNSUR) -  Una mujer de 45 años fue violada en la tarde del jueves, y su hijo de cuatro años arrojado de un acantilado en la zona de la playa de Cueva de los Leones, en Puerto Deseado.  El hecho conmueve al país. Tras la detención de uno de los sospechosos, habló el padre de pequeño y esposo de la víctima.

La mujer oriunda de Salta y se encontraba en Puerto Deseado visitando a su hijo mayor, y decidió salir a caminar con su pequeño de 4 cuatro años, allí fueron atacados brutalmente por dos personas. La mujer fue brutalmente golpeada y violada, sus atacantes la dejaron tirada porque creyeron que estaba muerta. Su hijo fue hallado muerto en un acantilado.

Celso, el marido de la mujer violada y padre del nene asesinado aún está en shock. Vive en Rosario de la Frontera, en Salta, y pidió ayuda económica para poder viajar a Santa Cruz y contener a su pareja. El intendente de su ciudad,  Gustavo Solís, anunció que pudo coordinar con su par de Puerto Deseado los medios para que se reúna con su familia.

El hombre relató que apenas pudo hablar con su esposa, María Mercedes, que "está muy lastimada". "No se puede contener. Solo podía decir 'mi bebé, mi bebé'", dijo conmocionado por la tragedia. "No sé qué hacer. Estoy muy dolido", afirmó a TN.

 

Así llegó la mujer a pedir ayuda, luego de ser atacada.Así llegó la mujer a pedir ayuda, luego de ser atacada.
Así llegó la mujer a pedir ayuda, luego de ser atacada.

 

Celso explicó que su esposa viajó con su hijo más chico a Puerto Deseado, para visitar a su hijo mayor, que vive allí y trabaja en una carpintería. La mujer conocía la zona del circuito de la Cueva de los Leones, donde fue atacada por dos hombres. "Ella salió a caminar, le gustaba ir a la costa a caminar con el chico. Mi hijo se fue a trabajar y ella se quedó a pasear. Pasó en ese momento. No lo puedo creer", señaló.

El director del hospital de Puerto Deseado, Gustavo Mirón, indicó que María Mercedes está "muy conmocionada" pero que su vida no corre peligro. "Su único pensamiento es hacía su hijito", dijo y agregó que le brindan contención psicológica.

En tanto, la policía sigue con un operativo cerrojo para encontrar a unos de los prófugos, ya que el otro sospechoso fue detenido esta mañana en la terminal de ómnibus de Caleta Olivia. Y los vecinos convocaron a una marcha para pedir justicia, que se iniciaría en la comisaría local y llegaría hasta el Juzgado de Instrucción, donde se investiga el caso.