COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Muchas veces al pedir una botellita de agua no nos detenemos en las pequeñas sutilezas que marcan la diferencia fundamental de lo que vamos a beber. Si bien todas pasan distintos controles de calidad, el agua "de mesa" no es otra cosa que agua potable (de indistinto origen) que fue embotellada. El agua "mineralizada" atraviesa un proceso en el que se le quitan todos sus minerales y componenetes para después agregárselos artificalmente en una proporción controlada. En cambio, el agua "mineral natural" es aquella que desde sus orígenes mantiene una composición pura, natural y única, siendo embotellada sin ser sometida a procesos químicos artificiales.

Orizon, además de ser un Agua Mineral Natural de Manantial suma a su calidad el hecho de proceder de Tierras Orgánicas, es decir que el terreno en el que surge y corre el manantial está libre de cualquier agroquímico o producto que pudiera alterar su composición y sabor.

Agua Mineral Natural de Manantial de Tierras Orgánicas

Orizon desde su origen es extremadamente virgen, dado que el filtrado del agua es realizado por la naturaleza durante años, enriqueciéndose con minerales de los estratos subterráneos, acumulándose en acuíferos subterráneos y emergiendo naturalmente a través de un manantial.

Es de tierras orgánicas y cuenta con certificación internacional que afirma que dichas tierras no han sido contaminadas por el hombre y así llega a tu mesa.

Este tipo de agua pura, virgen y premium es el agua Orizon que lleva a tu mesa directo del manantial.

¿Cómo llega Orizon a tu mesa?

Todo comienza con el famoso ciclo del agua:

1. El sol evapora el agua del mar.

2. El vapor de agua circula en forma de nubes.

3. Las nubes descargan el agua en forma de lluvia o nieve.

4. Parte del agua queda en la superficie (ríos, lagos, torrentes).

5. Parte del agua se filtra en el suelo y en el subsuelo creando manantiales subterráneos.