Emiliano Luquez es el distinto del Aguilucho desde hace algunos años. El 10 lleva el barrio y estos colores en su corazón y esta tarde alcanzó un nuevo título con el equipo de sus amores.

En el medio de los festejos y con una gran emoción, el volante dialogó con Pasta de Campeón sobre este campeonato. “Uno sale de trabajar y se va para la cancha, mi mujer me espera con la comida. Siempre me aguantan. Es muy poco tiempo que uno esta con la familia y es lo primero que se viene a la mente”, comentó.

TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA