Ángel Cabrera se encuentra internado, en buen estado, en una sala común de una clínica privada de la zona norte de la ciudad de Córdoba.

El Pato presenta dolores de cabeza y falta de aire. Es por eso que se le realizó el hisopado correspondiente para verificar si se contagió de coronavirus.

Por voluntad propia, el deportista de 50 años oriundo de Villa Allende se presentó ayer en el centro asistencial y según informaron fuentes médicas se encuentra en "un muy buen estado de salud".

Cabrera ganó dos de los cuatro majors, el US Open en 2007, y el Masters de Augusta, en 2009, ambos en Estados Unidos, lo que lo elevó a ser uno de los mejores golfistas argentinos de todos los tiempos.

Vuelve el PGA Tour

El golfista norirlandés Rory McIlroy, número 1 del mundo, encabeza la lista de figuras que confirmaron su presencia en el Charles Schwab Challenge, torneo de Texas que reanudará la competencia del PGA Tour, el 11 de junio próximo. También anunciaron que acudirán al torneo, que pondrá en juego 7.500.000 dólares, los estadounidenses Brooks Koepka (3), Dustin Johnson (5) y Patrick Reed (8), informó la agencia de noticias italiana ANSA.

En cambio se mantiene la incertidumbre sobre los principales jugadores europeos en el certamen, que se disputará en el Colonial CC de Fort Worth, a puertas cerradas por las medidas de restricción para impedir la propagación del coronavirus. El problema para esos jugadores es que Estados Unidos anunció que todas las personas que arriben al país deberán cumplir una cuarentena obligatoria de dos semanas. El PGA Tour aseguró el jueves último que trabaja con el gobierno de Estados Unidos "para facilitar el ingreso al país de los golfistas, caddie y miembros del circuito que residen en el exterior" para la reanudación de la actividad.