Carlos Bilardo sigue mejorando luego de superar un cuadro de extrema gravedad y si la recuperación sigue adelante el jueves podría ser trasladado a terapia intermedia en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT) de la ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo a la información que el entorno del seleccionador campeón del mundo en México 1986 le brindó a Toda Pasión, en las últimas horas se levantó y dio unos pasos. Incluso, podría dejar la terapia intensiva en las próximas horas y pasar a una sala intermedia.

Bilardo ya respira por su cuenta sin necesidad de un respirador artificial y sigue evolucionando paulatinamente. El ex entrenador sufre una enfermedad neurodegenerativa denominada síndrome de Hakim-Adams. No hubo nuevo parte médico de la clínica donde se encuentra hospitalizado.

Las visitas de sus ex compañeros y dirigidos habrían sido muy importantes para la recuperación anímica de Bilardo, que reaccionó favorablemente cuando lo tomaron de las manos o le hablaron de grandes momentos futbolísticos del pasado. Entre otros, recibió las visitas de Carlos Pachamé, Oscar Ruggeri, Nery Pumpido y Jorge Burruchaga.

El Narigón fue internado por primera vez el 31 de mayo de 2017 en la Clínica Fleni, en el barrio porteño de Belgrano, y desde entonces fue sometido a una serie de operaciones que le demandó largos períodos de rehabilitación. La última aparición en público fue en abril cuando participó de un encuentro con varios ex futbolistas del plantel que logró el Mundial de México 1986.