River Plate, campeón vigente de la Copa Libertadores de América, recibirá mañana a Boca Juniors en el primer Superclásico correspondiente a la semifinal del máximo torneo continental.

El estadio Monumental de Núñez será el escenario del partido que comenzará a las 21.30, con el arbitraje del brasileño Rapahel Claus. Los asistentes serán sus compatriotas Danilo Manis y Bruno Pires. El VAR estará encabezado por el colombiano Nicolás Gallo junto con Rodolpho Tosky y Emerson de Carvalho, también de Brasil.

La revancha será recién el martes 22 de octubre en La Bombonera y allí se definirá el representante argentino en la final única que se jugará en el estadio Nacional de Santiago de Chile -el 23 de noviembre- ante el vencedor de la serie brasileña entre Gremio y Flamengo.

 

Los equipos más grandes de Argentina vuelven a enfrentarse por Copa Libertadores de América a casi diez meses de la histórica final de la edición 2018 que debió trasladarse a Madrid, España, por el ataque que sufrió el micro que trasladaba a la delegación xeneize en las inmediaciones del estadio Monumental.

El recinto de Núñez estará repleto por casi 70 mil hinchas millonarios que agotaron las entradas, con una recaudación récord de 120 millones de pesos.

El antecedente más cercano también fue en el Antonio Vespucio Liberti hace apenas un mes y terminó en un empate sin goles por la quinta fecha de la Superliga.